6 nov. 2012

Bateadores #4, #5, #6 y #7: Mucho béisbol

Comienzan las páginas repletas de partidos de béisbol y deportes varios.

Al principio la historia parece un híbrido de muchos temas "no centrados" en el béisbol aunque siempre está muy presente, pero avanzando en los tomos y llegados a este momento la historia se centra mucho más en el tema deportivo, en los partidos en sí, en los entrenamientos, las jugadas...

Minami compagina su tiempo como ayudante del equipo de béisbol con las prácticas en el club de gimnasia artística. A Tatsuya se le ve incluso entusiasmado en el club de boxeo, en el que empieza a contar con el "favor" de su entrenador. Es a este al que el capitán del equipo de béisbol sobornará con un dibujo original de Rumiko Takahashi para intentar conseguir que el club de boxeo deje libre a Tatsuya para que juegue con el equipo de béisbol.


Aparecen nuevos personajes como Akio Nitta, la estrella del Sumiko, uno de los grandes jugadores que competirán por llegar al Koshien. Nitta verá en Tatsuya al rival que vio hace un tiempo en su hermano Kazuya y al que nunca pudo enfrentarse.

Y... ¡como no! Ya decía yo que no podían faltar los típicos personajes insoportables que te sacan de quicio y a los que les coges un asco terrible, aunque la verdad es que en este manga estaban tardando bastante en aparecer: los dos mocosos del manga, Yuka, la hermana de Akio Nitta, y Yoshida, uno de los jugadores novatos del Meisei que primero admira a Tatsuya y después lo ve como un rival. 

La verdad es que si no tienes ni puñetera idea de béisbol o si te gusta poco el spokon, quizás a partir de aquí, para ti empiece a decaer el manga e incluso termine aburriéndote. De todas formas si alguien se hace con él, que no lo haga con la idea de que es un spokon, la historia tiene mucha más chicha de la que disfrutar.

En cuanto a la forma de narrar la historia, tengo que decir que no he leído nada que se le parezca a esta obra: la forma de contar, esas viñetas a las que no les hace falta texto porque hablan por si solas, un dibujo muy agradable, las posturas de los personajes... Está todo muy bien cuidado.


Cuatro tomitos me quedan para terminar y seguramente los lea del tirón.


2 comentarios:

  1. Se te escapará una lagrimita cuando lo termines, y si esta no recorre tu mejilla, lo hará en el corazón. Es de estos mangas que, una vez los terminas, se echan en falta, y sobre todo a sus personajes. Cuando termines el manga te recomiendo pillar Hiatari Ryoko (Alegre Juventud), ya sea via scanlations o viendo los episodios en español que por ahí circulan. Aunque con la ausencia de Megaupload no sé si seguirán vivos los enlaces. Es una serie cortita de Adachi, pero muy intensa y muy especial. El anime tiene además una música genial si eres de las que gustan de los 80.

    Te espameo algunos de los OP y ED para ver si te entra el mono xD

    http://youtu.be/oqBmmGGPmRE
    http://www.youtube.com/watch?v=849Rp2ZdRwA
    http://www.youtube.com/watch?v=Ojt-qiFkgJI

    ResponderEliminar
  2. Pues claro que le echaré un ojo. Gracias, porque no la conocía, aunque si me suena de oídas el título.

    Bateadores me está gustando, de hecho no pensaba que me gustaría tanto. Y ya me queda poquito, seguramente esta semana lo termine. Ya os contaré ^^

    ResponderEliminar